viernes

HASTA LA LONGITUD DE PLANCK


La longitud de Planck es la distancia o escala de longitud por debajo de la cual se espera que el espacio deje de tener una geometría clásica. Una medida inferior previsiblemente no puede ser tratada adecuadamente en los modelos de física actuales debido a la aparición de efectos de gravedad cuántica.

Es razonable sospechar que la teoría de la conciliación de la relatividad general y la teoría cuántica se involucran las tres constantes de c, G y Ћ . Planck tomó nota de que, aparte de factores numéricos hay una forma única de utilizar estas constantes para definir unidades de longitud, tiempo y masa.

La longitud de Planck forma parte del sistema de unidades natural, y se calcula a partir de tres constantes fundamentales, la velocidad de la luz, la constante de Planck y la constante gravitacional. Equivale a la distancia que recorre un fotón, viajando a la velocidad de la luz, en el tiempo de Planck.

El valor de la longitud de Planck se obtiene combinando las tres constantes fundamentales de cada una de la teorías que se suponen que explican el universo en su conjunto: "h barra", o lo que es lo mismo la constante de Planck h/2pi; la velocidad de la luz c; y la constante de la gravitación G.

Por análisis dimensional se obtiene entonces que a partir de esas constantes se puede construir una longitud, la longitud de Planck, l=raiz("hbarra"*G/c^3). De la misma forma se pueden calcular el tiempo de planck, la energía de planck, la masa de planck, que todos vienen a dar cuenta de los limites previstos a partir de los cuales se observarian de nuevo efectos de gravedad cuantica. Su valor es 1,53493738496*10^-35 metros.

miércoles

CIVILIZACIONES


Una teoría de cómo agrupar las civilizaciones avanzadas fue enunciada por el astrofísico ruso Nicolai Kardashov que propuso agruparlas en tres tipos: I, II, y III.

Una civilización tipo I sería verdaderamente planetaria, una sociedad multicultural, científica y tolerante donde todo el planeta está interrelacionado, y hoy en día podemos ver señales de ello en la Tierra.

Dado que una civilización del tipo I ya es verdaderamente planetaria, en la actualidad la civilización humana aún es del tipo 0, recalco; existen las huellas de una civilización tipo I pero aún necesitaremos algunos siglos más para llegar al siguiente tipo; el científico Carl Sagan estimó que estamos en alrededor del 0.7 en esta escala. 

Una de las suposiciones de las civilizaciones tipo I es que llegan al equilibrio ecológico, resuelven conflictos nacionales y raciales, y son capaces de aprovechar todas las fuentes de energía disponibles en su planeta, algo que evidentemente aún no sucede en nuestra civilización; problemas como el calentamiento global y las guerras son una realidad.

 Después de cierto tiempo, un planeta no será suficiente para suplir las necesidades energéticas de una civilización tipo I, por lo que tenderá a consumir la energía de su estrella. Las civilizaciones capaces de aprovechar toda la energía que requieren de su estrella son del tipo II o estelar, y para realizar tal proeza hay una idea que parecerá sacada de una historia de ciencia ficción pero que podría ser factible, construir una esfera de Dyson. Se trata de una estructura que circundaría una estrella y que por ende absorbería toda la energía que emitiera. Suena extravagante pero hay astrónomos que se lo toman en serio. Por ejemplo, en la estrella KIC 8462852 se han percibido anomalías que consisten en una reducción periódica del 20% de su brillo en periodos no regulares, lo cual no debería ocurrir en una estrella adulta libre de discos protoplanetarios

martes

GENIOS DE LA FISICA


Einstein y la Teoría de la Relatividad, Newton y la Ley de Gravitación Universal, Maxwell y las ecuaciones del Campo Electromagnético, Schrödinger y la fórmula fundamental de la Física Cuántica y Galileo, con el inicio de la Física Clásica son, en mi opinión, los físicos más importantes en la Historia de la Física.

Después hay otros muchos, desde Arquímedes hasta Hawking, pero los mencionados aquí fueron los genios que impulsaron, de manera singular, los avances más espectaculares de esta ciencia. Abrieron nuevos caminos antes inexplorados y convirtieron a la Física en la ciencia que, paso a paso, nos va describiendo el funcionamiento del mundo, utilizando el razonamiento basado en el método científico, demostrable en el laboratorio o a través de impecables desarrollos matemáticos. Así, en la actualidad, ha desplazado a otros senderos de conocimiento, hasta hacerlos un hueco en el género literario o esotérico


jueves

HACIA EL FUTURO


El estudio de la velocidad de recesión en galaxias muy lejanas se ha podido realizar desde hace unos pocos años, gracias al desarrollo reciente de los instrumentos y las técnicas de observación astronómica. Y el resultado ha sido sorprendente. En el pasado, la expansión era más lenta que en la actualidad. Dicho de otro modo, la expansión no es cada vez más lenta, sino más rápida. El Universo no está frenando, está acelerando.

Esto plantea un nuevo y complejo problema a la Cosmología. Con la física que conocemos, la única fuerza capaz de actuar a gran escala en todo el Universo es la fuerza de gravedad, que hace que las galaxias se atraigan unas a otras. Por tanto, la expansión debería frenarse gradualmente. Sí el universo está acelerando, debe existir una fuerza desconocida, de tipo repulsivo, y que en las grandes distancias es más intensa que la propia fuerza de gravedad. Hoy en día no sabemos cual es esa fuerza, aunque la suponemos asociada a la energía oscura. Es por tanto la energía oscura la responsable de la aceleración del Universo.

EL TERCER ORIGEN


El Homo Sapiens difiere de todos los demás tipos Homo en que posee una caja craneal alta y redondeada y además carece de curvatura ósea alguna sobre las cejas; su cara es vertical, sin mandíbulas prominentes, la barbilla está bien desarrollada y los dientes son más pequeños. Tiene un cerebro mayor que el Erectus y la pelvis configurada de distinto modo que el Neandertal.

Los restos más antiguos del Homo Sapiens se encontraron en Africa, en Etiopía, con una datación de 130.000 años de antigüedad. Richard Leakey encontró los restos de tres individuos: éste fue el comienzo de una serie de hallazgos africanos, entre los 100.000 y los 35.000 años de edad, todos de Homo Sapiens. En Europa, los primeros Homo Sapiens aparecieron hace 35.000 años: el hallazgo más joven es el de Kelsterbach, Alemania, 31.000 años. En 1868 se encontraron cinco esqueletos de Homo Sapiens de la Era Glacial en Cro-Magnon, Les Eyzies, por lo que todos los Homo Sapiens de la Era Glacial Europea han recibido el nombre de aquel lugar.

El origen del Homo Sapiens no se ha determinado de forma concluyente, aunque es casi seguro que nació en Africa, donde se conocen posibles precursores: el Homo Erectus avanzado del tipo de Rodesia. Debe tenerse en cuenta que se sabe poco de la secuencia de acontecimientos en Asia y en Europa, pero en ambos continentes también había tipos de Homo Erectus avanzados. Aunque existen diversidad de razas entre la población de nuestros días, todas ellas pertenecen a la misma especie, Homo Sapiens.

Stephen J.Gould afirmó: "Todos los humanos que ahora poblamos la Tierra somos hermanos". Podemos identificar tres razas principales: la mongoloide, la negroide y la caucasoide. Nadie ha sido capaz de demostrar que exista diferencia alguna entre las razas a nivel de características mentales. El último continente donde se asentaron seres humanos fue América, que llegaron a través del estrecho de Bernia, ya que durante las épocas glaciales era tierra seca, hace unos 15.000 años; hace 11.000 años ya habían alcanzado las zonas más meridionales de América del Sur. Al alcanzar estas zonas, los seres humanos habían completado la conquista de la tierra habitable; los que vivían en aquella ‚poca, hace unos 10.000 años, eran idénticos a nosotros.

¿HA TERMINADO LA EVOLUCION?

Admitida la existencia de un proceso evolutivo, que comienza en LUCA y termina en el hombre actual, la Evolución puede dividirse en dos grandes períodos: la Evolución Prebiológica, en la cual la materia inerte se transformó en materia orgánica y ésta se agrupó para formar estructuras más complejas, moléculas biológicas, y la Evolución Biológica, que se inició en los orgánulos, y que ha comprendido todo el desarrollo capaz de llegar a transformarlas en todos los seres vivos que pueblan el planeta.

La Evolución Prebiológica ha finalizado, ya que en la Tierra no se dan en la actualidad las características necesarias para que tenga lugar este tipo de evolución. Sin embargo, y según la opinión unánime de la comunidad científica, la Evolución Biológica continúa, modificando lenta pero progresivamente todas las especies, y no se ha detenido con la aparición del hombre. Sin embargo, quizá esta evolución no está teniendo en el hombre las mismas características, ya que a ella se ha unido lo que muchos científicos consideran una tercera fase del proceso evolutivo: la evolución cultural o psicosocial. Para esta etapa no rigen las normas de la Evolución Biológica: ya no es posible hablar de selección natural, de lucha por la vida, etc. En este proceso evolutivo hay que contar con los grupos sociales, el ejercicio del poder, el desarrollo tecnológico, el progreso económico, etc., que actúan como mecanismos que se superponen a los clásicos de la Evolución Biológica con tal fuerza que en ocasiones modifican los factores que rigen ésta.

El hombre , con su tecnología, perturba la marcha normal de la Evolución Biológica, rompiendo un equilibrio cuyas consecuencias son imprevisibles. En términos generales, es evidente que los avances científicos y tecnológicos han supuesto un avance gigantesco en el género humano, pero los peligros son también evidentes. Todos debemos ser conscientes de que la sintonía con la Naturaleza es fundamental, que no debe romperse jamás en aras de cualquier proyecto, ya sea de carácter científico, tecnológico, económico, político, militar o de cualquer otra índole.