sábado

VIAJEROS DEL INFINITO

Los principales logros de estas dos sondas espaciales norteamericanas han sido:
El descubrimiento de las magnetosferas en Urano y Neptuno, ambas muy inclinadas respecto al eje de rotación y descentradas con respecto al planeta, lo cual sugiere que su fuente originaria puede ser significativamente diferente de la de otras magnetosferas.
El hallazgo de 22 nuevos satélites: 3 en Júpiter, 3 en Saturno, 10 en Urano y 6 en Neptuno.
La primera observación de volcanes activos en un cuerpo planetario (Io, satélite de Júpiter) y el descubrimiento de estructuras de tipo geiser y una atmósfera en Tritón (satélite de Neptuno).
La detección de zonas aurorales en Júpiter, Saturno y Neptuno.
El descubrimiento de anillos en Júpiter. Se hallaron también intrincadas estructuras en los anillos de Saturno, incluyendo un anillo entrelazado (F). También fueron descubiertos dos nuevos anillos en Urano y los de Neptuno (inicialmente considerados arcos, se confirmó que eran completos y formados por materiales finos).
En Neptuno, considerado inicialmente muy frío como para poseer una dinámica atmosférica con rasgos importantes, se hallaron los vientos más rápidos de todo el Sistema Solar e importantes tormentas a gran escala y grandes estructuras en su atmósfera (destacando la Gran Mancha Oscura).
La obtención de miles de fotografías tanto de los planetas gigantes como de muchos de sus satélites, lo cual, además de darnos la primera visión detallada de una gran variedad de mundos, permitiría la cartografía y el estudio geológico de todos estos cuerpos.